jueves, 13 de diciembre de 2012

Dharamsala, el pequeño "Tíbet" dentro de la India

Dicen que los lugares se impregnan con el alma de quien los habita, y que al revés, los espacios influyen profundamente en aquellos que los ocupan. Esta frase, podría no tener mucho sentido en algunos lugares del mundo, pero no en Dharamsala. Este pequeño y apacible puerto de montaña en la provincia de Himachal Pradesh (India) transmite la calma y serenidad de sus habitantes. Sus ríos de aguas limpias y frescas bajan de los Himalayas bombeando vida a un valle de naturaleza exuberante. Sus kilométricos bosques de pinos y cedros son el refugio perfecto para hallar la paz y conectar con la naturaleza.


lunes, 3 de septiembre de 2012

'La llama de la libertad', campaña para mejorar la situación en el Tíbet


La casa Tíbet de Barcelona fue el escenario de la nueva campaña de sensibilización para alertar del proceso de genocidio cultural que está sufriendo el país de las nieves. Bajo el nombre de La llama de la libertad se presentó el viaje de la comitiva por 17 países de Europa. Durante su recorrido explicarán la situación límite en la que se encuentra el pueblo tibetano tras sesenta años de colonización china.

La campaña, apodada La llama de la libertad, pretende dar a conocer las injusticias de la ocupación china en el Tíbet, bajo la cual se ha llevado a cabo un proceso de genocidio cultural. La situación lejos de mejorar ha empeorado en los últimos años. Desde el 2008, las fuerzas de seguridad chinas han practicado medidas más duras y totalmente contrarias a los derechos humanos. Lamentablmente, muchos tibetanos han elegido la inmolación como forma de protesta ante esta situación. A pesar de sacrificar sus vidas, esas acciones no han conseguido tener mucho impacto en la comunidad internacional. La campaña La llama de la libertad tiene como objetivo que las Naciones Unidas envien observadores al Tíbet para analizar la situación, y en caso negativo, presionar a China para que se comporte como un estado moderno. Ahora el pueblo tibetano se levanta una vez más dar a conocer sus sufrimientos y pedir ayuda a aquellos que antepongan los valores humanos a los económicos. Ojalá los mandatorios de los países europeos escuchen la voz de su corazón y no la de la calculadora.

lunes, 27 de agosto de 2012

La tierra se está secando


El mundo se está secando. Si lo observas con perspicacia verás los pequeños cambios: la hierba permanece más tiempo seca, el cauce de los ríos discurre tímido y vergonzoso. Nadie sabe la causa exacta del calentamiento del globo, pero la gran mayoría intuye las causas: las acciones nocivas del hombre.

Seguir con este comportamiento es extremadamente peligroso para el ser humano: cualquier ser en conflicto con su ambiente está condenado a desparecer, es la lógica de la evolución. Adaptarse o morir. El cambio es mesurable, y ya está aquí. El ártico se deshiela como nunca antes los había echo. Los científicos estiman que en 10 o 20 años el hielo del ártico desaparecerá durante el verano”.

El Polo Norte actúa de termorregulador del clima de la Tierra para limitar el aumento de las temperaturas al reflejar la radiación solar. Sin embargo, su función se está viendo obstaculizada.La desaparición del hielo ártico conllevará además la disminución de las precipitaciones y de las cuencas de los ríos españoles, la erosión y el retroceso de las playas, y la proliferación de olas de calor e incendios.
 El cambio de la superfície terrestre es rápido y potencialmente letal para la espécie humana. Sin embargo, parece que no nos importe mucho. La mayoría de personas hemos perdido la conexión con la naturaleza en nuestras vidas asépticas y robotizadas. Admítamoslo, hemos dejado de pensar en la tierra para proyectarnos a las estrellas. Y, ni siquiera salimos de nuestro sistema solar."La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora capaz de albergar vida. No existe otro lugar al que nuestra especie pueda migrar. Nos guste o no, la Tierra es el único hogar que tenemos". Carl Sagan, físico y divulgador científico.

sábado, 4 de agosto de 2012

Nuevo avance científico para los problemas de corazón

Un grupo de investigadores descubre una molécula que crea células cardiacas

La revista Cell ha revelado el gran descubrimiento de un grupo de científicos en San Diego (EE.UU): como convertir células madre en células del corazón. El equipo de investigadores ha explicaron como descubrieron que la molécula ITD-1 puede ser utilizada para generar un número ilimitado de nuevas células cardiacas, a partir de células madre.

El descubrimiento de este transformador de las células madre, abre todo un campo de posibilidades para la regeneración y preservación del corazón. Hasta ahora la enfermedad cardíaca era la principal causa de muerte en países como Estados Unidos, debido a que no se puede reemplazar la pérdida de músculo cardiaco. Esta condición irreversible conduce a una disminución del funcionamiento del corazón y finalmente a la muerte. Hasta ahora, la única forma de reemplazar eficazmente las células del tejido muscular perdido.

«Esta molécula podría ser útil para mejorar la diferenciación de células madre en un corazón dañado», explica Erik Willems, investigador en el laboratorio de Mercola, y primer autor del estudio. Según Willems, « La  molécula podría convertirse en la base de un nuevo fármaco terapéutico para la enfermedad cardiovascular, limitando la difusión de la cicatriz en la insuficiencia cardíaca, y promoviendo la formación de nuevo músculo».

Los autores del estudio están trabajando ahora para transformar la molécula descubierta, ITD-1, en un fármaco que podría usarse para tratar a los pacientes cardiacos.

miércoles, 1 de agosto de 2012

¡Aterrizaje en Marte televisado!

El aterrizaje del robot Curiosity en Marte será retransmitido en una pantalla gigante de la mítica Times Square de New York el próximo lunes. El vehículo de la NASA permanecerá durante dos años en el desértico planeta buscando vida macrobacteriana. Así,los humanos pondremos nuevamente un pie ortopédico  en la superficie del planeta rojo.

Esta nueva misión, como sus predecesoras, intentará delimitar la disponibilidad de hielo y los lugares para un futuro aterrizaje terrícola, así como un catalogo de muestras sobre nuestro abrasivo compañero del sistema solar. Marte es el cuarto planeta de nuestro sistema solar. Fue llamado así por el dios de la guerra de la mitología romana, y es que el rojo de su superficie saturada de hierro evoca sensaciones pasionales y belicosas. A pesar de su apariencia inhóspita es el planeta más parecido a la Tierra de nuestro sistema. No en vano, tiene dos casquetes polares de 100 km de diámetro y unos 10cm de espesor.

El robot Curiosity buscará moléculas orgánicas, los pilares químicos de la vida. Según Joy Crisp del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, «El objetivo de la misión es averiguar si el ambiente de Marte, fue o todavía es, capaz de albergar vida».

viernes, 27 de julio de 2012

La ira de los dioses


La India  vive sumida en una crisis social y religiosa que amenaza en ser la mecha de nuevos conflictos entre hindúes y musulmanes

 La última semana han muerto 40 personas en diversos brotes de violencia en la provincia de Assam, al noreste del país. La violencia de los altercados ha forzado a más de 177 mil personas a abandonar  sus hogares.

El conflicto entre musulmanes e hindúes está enquistado desde la Independencia de la  India (1947). Entonces más de 5.000 indios murieron en los disturbios y  50 millones de personas se convirtieron en refugiados durante en el proceso de división del país que dio a la luz al estado de Pakistán. Las raíces de este conflicto religioso se encuentran en la inamovible estructura social del país. Desde el siglo XVI el Islam ha ido sumando fieles entre las castas más bajas del país, como los intocables. En esta ocasión el detonante del conflicto ha sido la  fricción entre los rebeldes separatistas hindúes de la región conocidos como los “bodos” y el colectivo musulmán, en su mayoría emigrado del vecino Bangladesh.


India es un crisol de culturas y creencias que, normalmente, se entrelazan con exquisita armonía.1600 millones de almas comparten sus creencias desde los desiertos del Rajastán hasta las playas de Kerala. El Hinduismo, el Islam o el Budismo, son algunos de los credos de un pueblo ataviado con una aureola mística con los peligros que ello comporta.

Además de los ancestrales problemas entre religiones, en la India se debaten cientos de nacionalismos regionales, en este caso el brote de violencia ha surgido en la provincia de Assam al norte del país, en otras otras ocasiones se da en las regiones de Cachemira o Jammu, limítrofes con Pakistán, todas ellas son las más ricas en recursos de la gran India.                    

miércoles, 25 de julio de 2012

Cuando la ilusión derrota a la adversidad

La historia de William Kamkawamba un adolescente de Malawi quien sin apenas recursos creó un molino para convertir la fuerza del viento en electricidad

Cuando la ilusión derrota a la adversidad se genera esperanza en el mundo. Esta es la sorprendente historia de una persona que usó su ingenio como lanza contra la adversidad de su ambiente ( vive en uno de los países más pobres del globo, Malawi). Sólo con la ayuda de un libro y herramientas recicladas de un vertedero, William Kamkwamba logró construir un molino de viento cuando era un adolescente de catorce años.

Siendo apenas un niño William no pudo seguir hiendo a la escuela. Sus padres no podían permitirse ese lujo,criando a cinco niños en Malawi. Sin embargo, el joven ardía en deseos de conocer más, de saber más. Así que visitaba regularmente la biblioteca de su antiguo colegio. Un día mientras buscaba un diccionario de Inglés-Chichewa encontró un libro que cambió su percepción de sus posibilidades "Using the energy" un viejo volumen de ciencias que explicaba como los molinos de viento pueden utilizarse para generar electricidad. Sólo el 2% de los habitantes de Malawi tienen electricidad. Sin dudarlo, William se puso manos a la obra. Si lo conseguía podrían crecer dos cosechas al año en lugar de una, crecerían las huertas y podrían cambiar radicalmente las condiciones de vida en su pueblo. " Un molino de viento significaba algo más que poder", escribió, "era la libertad".


No fue fácil. En un pueblo donde la única fuente de luz son las lámpares de queroseno, el sueño de William era quijotesco. El joven no podía permitirse ni si quiera las tuercas y tornillos necesarios para su molino. Con sólo un par de llaves a su disposición recogió desechos de diferentes vertederos para crear un eficiente dinamo de viento ¿ Cómo? Con tuberías de plástico, un bicicleta rota y un ventilador de tractor.

William logró crear un molino con capacidad para proveer de electricidad a su pequeña aldea, facilitando la instalación de bombillas y puntos de conexión para recargar los móviles. Con el tiempo, se corrió la voz y se convirtió en un héroe nacional. Escribió un libro "El niño que aprovechó el viento" y ahora estudia en la prestigiosa Academia de Liderazgo Sostenible de África, en Johanesburgo.

viernes, 13 de julio de 2012

CIES: Alcatraz para los inmigrantes sin papeles


Ningún ser humano es ilegal. Aunque parezca mentira es un cliché que se repite a menudo en nuestra oxidada sociedad. Muchos inmigrantes no tienen los papeles necesarios para vivir en situación "regular". Por lo tanto, se juegan el acabar en uno de los llamados Centros de Internamiento para Extranjeros (CIES). El nombre no es muy descriptivo, en realidad, son lugares bastante peores que las cárceles. 

Imagínate que eres un extranjero sin los papeles en regla. En España estás jodido. Tienes que pasarte el día intentando evitar una de las numerosas patrullas de picoletos que patruyan a la caza ( incluso cobran primas por presa). Si es la primera vez que te pillan sin los papelitos, se inicia un proceso de expulsión que dura seis meses. Si al cabo de ese tiempo no estás fuera de nuestro reinado y te agarra la pasma, te vas directo a un CIE. Allí te internarán hasta que se tramite la expatriación a tu país de origen. Una vez en este recinto, de largas alambradas metálicas rematadas por coronas de púas, te verás rodeado de presos comúnes ( en proceso de expulsión después de cumplir la condena) y un puñado de alegres policías. Todos ellos muy descontentos de trabajar en un lugar donde jamás esperarían acabar. En ese recinto que se asemeja a una prisión de alta seguridad, no tendrás enfermería y probablemente las condiciones ambientales, sean muy malas. En el CIE de Barcelona, por ejemplo, se han dado repetidos casos de tuberculosis y avistamiento de cucarachas gigantescas (una visitante me comentó  que jamás había visto semejantes seres, lo etiquetó de "monstruos más grandes que ratas". 

Seguramente, esta situación te extrañe, pienses que incluso es ilegal. Peor que eso, no está ni regulada. Es un limbo legal. A efectos jurídicos, ni existe reglamento para estos centros. Ese vacío engloba toda la vida en el CIE. Eso incluye, las visitas y el contacto con el exterior, totalmente controlado por el director del centro, un policía. Una vez que entres en tus aposentos descubrirás que no hay baño, y deberás confiar en la buena voluntad de tu vigilante para que te deje ir al excusado ( imagínate que noches pasarás cuando te apetezca ir al baño a las 3. a.m.). Como es normal, ante esta situación, arderás en deseos de hablar con tus familiares, también es complicado. El horario de visitas es de dos horas al día, con un tiempo de 5 min, aprox, por visitante. Siempre a través de una mampara y hablando por un teléfono. El contacto está prohibido.

                                         Foto del CIE de Barcelona

Claro está, ante una adversidad tan grande e incomprensible, pensarás en pasar un rato al aire libre para serenar tus pensamientos. Difícil. En los CIES hay una hora de patio al día. Si entras en el de Barcelona, ni siquiera podrás ver el cielo. Lo peor, sin duda, llegará cuando te deporten a tu país de origen sin previo aviso. Si tienes suerte te dejarán allí, sino en un lugar que este de paso ( esto pasa de verdad). Si eres afortunado, el mal trago, se acabará en dos meses y podrás ver el sol de nuevo ( aunque el proceso de expulsión seguirá y si te vuelven a pillar, te vas otra vez para dentro).

Realmente, poca gente sabe como son los Centros de Internamiento para Extranjeros en España. Es una vergüenza para todos los ciudadanos de este país tener unos campos de concentración para retener a gente que no ha cometido ningún delito.

martes, 29 de mayo de 2012

El conocimiento amputado

Las técnicas del budismo tibetano para el desarrollo psicológico del ser humano corren un grave peligro. Los monjes del techo del mundo tienen el conocimiento más puntero del mundo en la tecnología mental , pero viven bajo el control del régimen totalitario chino que oprime sus practicas. El resto de la humanidad no podrá beneficiarse de la panacea psíquica,en toda su dimensión, a menos que el país de las nieves recupere parte de su autonomía. Ya, solo quedan 14 monasterios de los 6.254 que había antes de su invasión por parte del gigante asiático en 1960.
La tecnología mental es un vocablo que usamos poco en nuestros días. Es el reverso de evolución material. Se tata de un compendio de técnicas para alcanzar la felicidad, las cuales desaparecen rápidamente antes que occidente empieza a vislumbrar su verdadero potencial. Mientras la sociedad avanza descarriada hacia nuevos horizontes digitales, el conocimiento interno para escapar del dolor y suprimir sus causas que descubierto por Sidhharta Gautama “El Buda” — 'el despierto' en sánscrito—, desaparece a causa de la ocupación china del Tíbet.
«¿Cuáles son las causas del dolor? —pregunta el Dalai Lama ( líder religioso del budismo)— Primero uno debe entender que uno mismo causa innecesariamente gran parte de su dolor. Segundo uno debe buscar las causas de en su propia vida. Contemplar es confiar en las capacidades de uno mismo para acabar con el dolor. Y, por fin surge un deseo de encontrar su propio camino hacia la paz. Todos los seres desean ser felices. Todos tienen su deseo de llegar a su yo más puro».
Quizás nuestra sociedad deba aprender de esta filosofía de vida para enfrentarse a enfermedades como la depresión crónica, que en España afecta a 4 millones de personas, un 10% de la población. En el mundo, según la Organización Mundial para la Salud (OMS) está 'enfermedad del alma' es la principal causa de discapacidad. «Las técnicas de meditación funcionan de manera más global en el cerebro y los fármacos son herramientas más localizadas y precisas», comenta irónicamente, el doctor Luis Pintor, neurólogo y psiquiatra.
Para la filosofía budista el camino a la felicidad, esta en ser uno consigno mismo, en la armonía con la naturaleza, en ser consciente de que las posesiones del ser humano también le poseen a él. Para lograr estos elevados estados de conciencia, propone un compendio de meditación y reflexiones filosóficas. Las técnicas meditativas proporcionan al practicante una estructura interna desde la que puede realizar múltiples ejercicios como : forjar un centro de equilibrio interno (donde no sea esclavo de sus emociones), parar el 'diálogo interno' de la mente o focalizar la atención de manera muy precisa, entre otras muchas cosas.
«Los tibetanos tienen un tremendo cuerpo de conocimiento espiritual. Una inmenso cuerpo de enseñanzas que guardaban en sus universidades monásticas Estas escrituras tratan sobre la estructura de la mente, la naturaleza de la consciencia, las causas del dolor. Un inmenso regalo para el ser humano el que la ciencia occidental apenas está empezando a comprender», explica Ramon Prats,profesor de budismo en la Universitat Pompeu Fabra.
En la sociedad occidental vivimos bajo un ritmo protoindustrial,en una 'esquizofrenia del chip'. Constantemente aparecen nuevos aparatos: móviles para mantenernos en contacto con la red las 24 horas del día, videojuegos para realizar matanzas virtuales o nuevas y potentes drogas de síntesis son algunas de las 'perlas' que se aparecen constantemente a ritmo frenético, en una sociedad en la que el acento de la felicidad está en lo efímero.
La tiranía de nuestros egos personales puede hacernos cegarnos ante la importancia que tienen las cosas sencillas, como la naturaleza o el amor. Unos valores que a menudo se eclipsan ante la gloria o la avaricia. Estas tendencias negativas del ser humano, tan dolorosas, pueden ser suprimidas mediante la tecnología mental.




«Si somos tan pragmáticos como pretendemos ser, ¿Por qué no empezamos por preguntarnos seriamente donde se encuentra nuestra verdadera felicidad ?» explica, Sogyal Rimponche, un monje vestido de Ralph Lauren que vive en el monasterio de Norbu Lingka en Lhasa ( capital del Tíbet).

Después de 8 siglos de desapego y trabajo en busca de los mecanismos ocultos de la mente, los monjes de este monasterio en la capital del Tíbet ya no pueden llevar sus túnicas por que el gobierno chino ha prohibido llevarlas a los practicantes dentro de los templos . Ahora, llevan camisetas 'de moda'.
Tenzin Rampa del templo de Sera, también en Lhasa, relata apenado que algunos monjes que son complacientes con los chinos reciben regalos del régimen, mientras los disidentes acaban en una celda durante años. «Ahora hay cárceles en todos los monasterios. Nuestra comunidad está dividida, monjes contra monjes, ahora cualquiera te puede denunciar por criticar al gobierno chino».
Desde el inicio de la ocupación china en el Tíbet (1960) han muerto un millón y medio de nativos. Como admite el propio Tenzin Gyatso, XIV Dalai Lama, la ocupación les ha echo salir de forzosamente de su encierro y difundir sus enseñanzas herméticas por todo el mundo como medio para preservarlas. Si bien, esta ha sido una manera de abrir los conocimientos a 'todos los públicos', Gyatso advierte de una cosa: la estructura de monasterios que había en el Tíbet, permitía a numerosos practicantes meditar en soledad durante años, con el fin de seguir investigando en los resortes de la tecnología mental y avanzar en el camino hacia la evolución de la psique humana.
Estos practicantes, los yoguis del Tíbet, están a punto de desaparecer , ya que la comunidad budista no tiene los suficientes recursos humanos para llevar a cabo estas practicas ascéticas. En monasterios como el de Shiagtse ( la tercera ciudad más grande del país) el número de monjes ha disminuido en un 90%.
Muchos académicos alaban los 'progresos' industriales y educativos que el gobierno chino efectúa en el país de las nieves. Como Ignacio Idoeta, uno de los expertos en el Tíbet más reconocidos de España , para quien no hay motivo de preocupación por el exterminio de la cultura tibetana porque “ La modernización del Tíbet es totalmente diferente de la de muchos otros países y regiones”.
Sin embargo, en muchos otros sitios del mundo, incluso en Estados Unidos y Europa, pueden verse fenómenos de este tipo: un grupo étnico y una cultura antiguos desaparecen o perecen a corto o mediano plazo, absorbidos por un grupo mayoritario que ostenta el poder e impone su ideología.
Para el tibetologo español , el país de las nieves ha logrado "un avance muy rápido y sorprendente en su modernización" y ha registrado "logros notables" desde los años cincuentas, en particular en los últimos años. La luz entre las sombras de la ocupación china ha sido el proceso de alfabetización que ha llevado a cabo entre la población tibetana y las reformas agrarias.
El día a día en el techo del mundo es una mezcla de factores antagónicos. Por una parte, la cultura y la etnia tibetana desaparecen gradualmente, al convertirse el Tíbet en parte de China. Por otra parte, el desarrollo industrial y económico, que aporta el gobierno de Beijing, mejora la calidad de vida material de los nativos.
La comunidad de seres humanos deberá decidir que prefiere, o un Tíbet desarrollado industrial mente, que se parezca a cualquier comunidad china, o un país de las nieves que constituya el último refugio del espíritu en nuestro mundo materialista.

lunes, 28 de mayo de 2012

‘Cabeza de turco’ de Günter Wallraff


Cabeza de turco es un reportaje del periodista alemán Günter Wallraff en el cual se hace pasar por un turco en la Alemania de los años 80 para demostrar la persecución y la explotación laboral  que sufrían los turcos en el país germánico: no cobraban sus sueldos, les obligaban a trabajar demasiadas horas seguidas (a veces más de un día entero sin pausa), no tenían cobertura sanitaria y no disfrutaban de ningún descanso.

Para llevar a cabo tamaña tarea de investigación, Wallraff se pone en la piel de Alí, un emigrante turco que malvive en la Alemania de postguerra. Bajo esta metamorfosis, el periodista participa en la noticia e influye en ella ya que, progresivamente, se ve emocionalmente implicado en la trama de su investigación. Como el propio periodista afirma, «Me enmascararé para desenmascarar a la sociedad». Esta transmutación de identidad es una de las técnicas recurrentes en el subgénero del periodismo bonzo, que está centrado en las tareas de investigación. Para conocer de primera mano todas las penurias de los obreros turcos, Wallraff pone en peligro su vida en múltiples ocasiones.



A medida que avanza la investigación, el periodista se comienza a identificar con su personaje, Ali. Durante dos años, el periodista vivirá al límite, sufriendo los efectos de una bronquitis pulmonar por su trabajo en una siderúrgica, los efectos secundarios de un experimento clínico y las constantes humillaciones de su entorno solo por el hecho de ser turco. Cabeza de Turco va más allá de ser una denuncia contra la situación de semiesclavitud y xenofobia  a la cual se veían sometidos los inmigrantes en situación irregular en la Alemania de los años ochenta. Es un grito contra una sociedad retorcidamente nacionalista que no duda en menospreciar a los extranjeros y tratarlos con un odio tan irracional como funesto.

El libro se estructura en base a los diferentes trabajos que realiza Alí, el alter ego de Wallraff. Todo empieza con una metamorfosis completa en la que el periodista abandona su identidad para meterse en la piel de un obrero turco en busca de trabajo.  Sus primeros pasos son en una granja donde recibe una demoledora introducción sobre que significa ser un trabajador turco en Alemania. Semiesclavizado, Alí realiza jornadas maratonianas para las que luego no recibe ningún pago. Se le da a escoger entre habitar en unas ruinas o en un coche oxidado al aire libre.

Todavía un poco perplejo con el trato que reciben los turcos en Alemania, Günter Wallraff decide buscarse otro trabajo. Esta vez en un Mc Donals. Allí descubre que el trabajo destinado a los turcos no puede ser solo  un sinónimo de esclavitud, sino que además puede ser tremendamente dañino para la salud. Durante su estancia en el gigante de las hamburguesas, el periodista alemán se topa con momentos tan irreales como peligrosos. Ve con sus propios ojos como sus compatriotas se ensañan con los inmigrantes haciéndoles trabajar en situaciones de acentuado riesgo.

Su investigación  proseguirá tornándose cada vez más dura y descarnada. De la alimentación rápida pasará a la construcción donde se enfrentará a un riesgo laboral, fuera de lo concebible, a las constantes humillaciones de sus compañeros y a la dura realidad de vivir en una sociedad profundamente enferma. Ese paso es duro para el autor en cuyas notas se entrevé el profundo estupor  y horror que le causa el trato de sus compatriotas a los inmigrantes en situación irregular.  Wallraff intentará probar fortuna en todos los trabajos que usualmente desempeñan los turcos en la sociedad alemana. En todos ellos se le tratará de una manera tan dura y cruel, que resulta difícil de creer.

Como Alí, intentará ser acogido en el seno de la Iglesia Católica, pero las negativas de los párrocos, le descubrirán un odio transversal en toda la sociedad alemana. A medida que avanza la narración emerge como un iceberg un odio profundo por parte de los alemanes hacia los extranjeros que se traslada a todos los ámbitos de la vida cotidiana.  Sin embargo, el núcleo de la obra de Günter Wallraff es su periplo por las empresas subcontratadas por parte de las industrias siderúrgicas. Es en esta parte del reportaje, donde se entreve la corrupción, el racismo y los tejemanejes de aquellos para los que el valor de la vida humana se traduce en el dinero que pueden drenarle. Durante sus andanzas con una de estas empresas, el periodista entrará en contacto con un personaje turbio y mezquino, Adler, prototipo de hombre de negocios del sector que a pesar de ser un absoluto canalla goza del respeto de su comunidad.



Es en este intervalo en el que la obra de Wallraff deja de ser una denuncia para convertirse en un grito desesperado. Bajo los hornos de las empresas siderúrgicas, de primera mano, el periodista narra como los trabajadores en situación irregular son coaccionados, bajo pena de despido, para trabajar bajo el frío más inclemente, con un peligro de muerte constante. Y, encima, no consiguen que se les pague su trabajo. Cuando desfallecidos algunos caen enfermos después de jornada de hasta cuarenta y ocho horas seguidas, el jefe los despide y remplaza por otros.  Como Alí, Günter Wallraff se verá sometido a las mismas torturas que sus compañeros en una espiral que le llevará desde los más profundos pozos de carbón a las piscinas de las centrales nucleares. Siempre bajo la omnipresente sombra de la muerte.

Cabeza de Turco es un monumento para el  periodismo de investigación. La suplantación de identidad que llevó Günter Wallraff durante más de dos años bajo unas condiciones ambientales muy desfavorables  y las penalidades laborales que tuvo que arrastrar (muchas de ellas le provocaron serios problemas de salud), son el símbolo de un compromiso total con el oficio y con la sociedad.

La obra es veraz y honesta. El lector tiene la sensación de sentirse transportado a la realidad en la que vivía Alí. Günter Wallraff podría haber caído en el sentimentalismo o en la mitificación del relato. Sin embargo, al leer el texto, breve y conciso, aunque desgarrador, se tiene la sensación de presenciar los acontecimientos en primera persona. Cabeza de Turco no es un texto con unas cualidades poéticas notables, ni con una bella factura, es un relato directo, conciso, pero incluso pese a ello, terriblemente conmovedor. Creo que en cierto modo Cabeza de Turco  también fue una sorpresa para muchos Alemanes. Descubrieron  que tras la pesadilla nazi, todavía había una parte de su comunidad con un odio miope e irracional hacia los foráneos. No en vano, se vendieron dos millones de ejemplares del libro. Todo un fenómeno editorial en el mundo periodístico que demuestra hasta que punto caló hondo el trabajo del periodista alemán.

Tras la publicación del manuscrito, Günter Wallraff logró, en parte, sus objetivos: denuncio una situación bochornosa, pero también cambio la sociedad. Hizo que sus compatriotas se dieran contra un muro que había permanecido durante demasiado tiempo levantado: el de un odio irracional y bovino contra las comunidades extranjeras.


martes, 15 de mayo de 2012

Carrera de ratas: los países de la eurozona actúan como roedores paralizados por el pánico



La Unión Europea era, en sus comienzos, un ideal, tan frágil que moría al ser susurrado. Europa se levantaba de dos guerras que habían asolado la tierra, matado a los hombres y sesgado la esperanza del corazón de los hombres. «Una masa trémula de atormentados, hambrientos, desposeídos y aturdidos seres humanos se encuentran ante las ruinas  de sus ciudades, hogares y escudriñan los oscuros horizontes, temiendo un nuevo peligro, tiranía o terror».  Así, resumió Churchill la situación en un discurso en la Universidad de Zurich poniendo las bases ideológicas de un proyecto que nacía para evitar que se repitiera otra vez una masacre en el continente.

Ahora, la crisis del euro amenaza con destruir la Unión Europea. Los dirigentes de los países de la Unión miran cada uno por los intereses de su país y han olvidado los valores que animaron el sueño de un continente unido, bajo la bandera del interés común. Los gobiernos de los diferentes países del viejo continente están desbordados, perplejos ante la crisis, intentando salvar sus propios pellejos mientras el barco se hunde. Son como ratas luchando por su propia supervivencia, cegadas por el miedo, no actúan con una voz común, con un movimiento uniforme. Es ahí donde reside la fuerza de la Unión.


La falta de cohesión dentro del bloque europeo, provocará  un fuerte desnivel en la situación de los países después de la crisis. Puede producirse una Europa de “dos velocidades”, como parecen querer los dirigentes del eje franco-alemán. Si esto llegará a suceder el vértigo y paranoia que entraría entre los países candidatos  a la segunda liga, podría afectar gravemente a sus políticas internas, pues intentarían a base de tijeretazos colarse en la primera división. En esa espiral vertiginosa de paranoia están muchos países como España, que por miedo a formar parte del grupo de marginados de la UE, está comenzando a sentar las bases del conflicto social  a base de recortes en todos los campos de un estado de bienestar.

Como sabían los antiguos dirigentes de la UE, el proyecto de una zona común es toda una epopeya en pos de la concordia. «La paz mundial no puede salvaguardarse sin unos esfuerzos creadores equiparables a los que la amenazan», así definió Robert Schuman, Ministro de Asuntos Exteriores de Francia, el duro camino que tendría que afrontar el viejo continente para sanar las heridas que la guerra le había dejado.

Parece ser que los europeos han olvidad ya el sonido de los cañones y el destello mortal del acero que durante toda la historia de esta región han asolado periódicamente a todos los pueblos, sin establecer diferencias en sus cuentas comunes. Europa se fundó bajo el principio de la solidaridad, por encima del beneficio. Los dirigentes de aquella época entendían que una miríada de pequeños países glotones tan solo podían batallar unos con otros, si prevalecía el egoísmo de cada nación, a la larga volvería a salir la locura asesina, tan irracional como ligada a la historia de nuestra tierra.

Para ir hacia la unidad y escapar de la división, hay que recuperar el espíritu de los fundadores de la UE. Unas prácticas que repercuten en el interés de todos los ciudadanos de esa vieja idea, pero nueva realidad que es Europa. Se deben rescatar practicas como las que postulaba Schuman, en uno de los discursos fundacionales de la UE, «la solidaridad de la producción» para «contribuir al nivel de vida y las obras de la paz». Si no se actúa así, Europa tan solo será un conjunto de ratas a la carrera por salvar su pellejo.

El miedo que supura Europa a través de sus acciones y comentarios, espanta a los inversores que se desplazan hacia los BRICS y otros países emergentes, donde las perspectivas son menos inciertas que en la eurozona. La unidad a través de la colaboración, del sacrificio de unos países por otros, y del descenso de la calidad de vida de un propio país en pos  del bienestar del conjunto son las claves de la supervivencia.

Si Europa se muestra tan frágil durante un período convulso, pero no potencialmente mortal está sentando las bases de su debilidad futura. Ahora,  Europa debe creer tanto en ella misma,  como lo hizo  Winston Churchill, que entre puro y puro, proclamaba: «Debe realizarse un acto de fe en el que participen conscientemente millones de familias que hablan muchas lenguas».



De lo contrario, las luchas internas sangrarán lo que ha costado medio siglo construir. Los países ricos avanzarán a un ritmo, los medianos a la pata coja, y los pobres se quedaran colgados. Sería catastrófico porque sentaría un panorama de desigualdades que puede ser un polvorín en el futuro.

Hay un hecho que parece seguro, Europa se enfrenta a un período de recesión similar al de América latina durante los años ochenta, o al de hace dos décadas en Japón. Aceptémoslo y pongámonos a trabajar para reducir la fase de decadencia al intervalo de tiempo más corto posible. Es sin duda, una actitud más sabia que disgregarse como una manada de ratas.

El sueño de Europa no fue concebido para un par de décadas, sino para traer paz y prosperidad a la población durante siglos. No podemos dejarnos llevar por un exceso de miopía y ponernos iracundos y separatistas por una crisis económica, cuando lo que está en juego es la paz de una parte del planeta. Sin duda, la memoria no es una cualidad muy brillante en el ser humano, sino a ver quien se planteaba disgregar la Unión, teniendo presente la larga lista de masacres que han sucedido en los tiempos anteriores a su formación.

Europa: el elefante herido


En los últimos seiscientos años, los países de la vieja Europa han ostentado el poder global. Un dominio solo eclipsado por los Estados Unidos después de las dos Guerras Mundiales. Los países del viejo continente han pasado la mitad del último milenio colonizado, aspirando los recursos, y borrando las identidades de cientos de pueblos del mundo. Territorios como la India, “la joya de la corona británica”, África o América latina, han sido la gasolina de un motor que está a punto de gripar. El último siglo ha venido marcado por la independencia de todas las colonias, que desde entonces han trabajado con verdadero ahínco para ponerse a la altura política de sus antiguos invasores.

Una nueva época en la configuración y los centros de poder en el mundo ha comenzado ya. Occidente ve como su poder se desliza hacia otros territorios, localizados en el tradicional 'Sur'. El capital se fuga hacia un conjunto de países que conocemos como BRICS y a antiguos imperios como China y Rusia. Dos clases de actores heredarán el cetro de poder que Estados Unidos y los países de Europa han ostentado durante este último siglo: antiguas colonias como India, Brasil y grandes clasicos de la historia como China o Rusia quieren recuperar estatus de gran potencia que han tenido en la historia de la humanidad.

Europa sabe que el fín de su poder anda cercano. Una resolución del Parlamento Europeo de principios de este año, avisa de que «en 2050, siete países emergentes (Brasil, Rusia, la India, China, Indonesia, México y Turquía) dispondrán de unas economías más grandes que el conjunto de países del G-7 ( EE.UU, Japón, Canadá,el Reino Unido, Alemania, Francia e Italia). Así como que China se convertirá en la mayor economía del mundo en términos de producto interior bruto.

Europa es un viejo elefante que ya casi no puede seguir a la manada. Los países de la Eurozona se ven afectados por múltiples héridas (recesión, altíssimo nivel de paro, países que caen en la ruina), mientras que en el tradicional 'Sur', muchos de aquellos que tuvieron que soportar la segregación racial como la India o Suráfrica, siguen una tendencia alcista que en unas décadas les convertirá en un polo de poder decisivo.

Si bien es cierto que la economía de los países emergentes y los antiguos imperios como China y Rusia depende en gran medida de sus exportaciones (energéticas, alimenticias, tecnológicas) hacia EE.UU y Europa, no podemos pensar que su desarrollo está intrinsicamente ligado al nuestro, debido a que cuenta con una miriada de potencias regionales en sus alrededores, con los que comercian y pueden crear tratados de libre comercio. Como por ejemplo, China que actualmente es el propietario de gran parte de la deuda estadounidense, y tiene un fabril intecambio de materias con Vietnam, Tailandia o Indonesia, países que están creciendo a un ritmo vertiginoso.

Sin embargo, una de las oportunidades con las que cuenta Europa para unirse a la manada del desarrollo y dejar de ser un animal herido, es asociarse de manera individual con cada uno de las nuevas potencias emergentes. Allí, está el desafío. Los países que conforman los BRICS no tienen una estructura coordinativa, ni un plan de acción común. Deben su nombre a un análisis de la consultora Goldman and Sachs. Si Europa establece fuertes vínculos comerciales con los países emergentes y con el enjambre de potencias regionales que las salvaguardan. Tendra oportunidades de mantener su posición en el tablero de ajedrez mundial.

Quizás en este nuevo pasillo de desarrollo entre la Eurozona y los países emergentes se encuentre la clave para salir de la crisis económica de una manera digna y poder seguir construyendo una Europa más grande y plural, en la que la inclusión de países como Turquía sería muy beneficioso para todos. Lo que ya es seguro que la vieja estructura del mundo: unipolar o bipolar, está condenada a desaparecer en un entramado de puntos de poder que conformarán una nueva y revolucionaria manera de entender la gobernancia mundial.

martes, 10 de abril de 2012

Tíbet: Cronología de una muerte anunciada

El Tíbet ha sido siempre un espacio codiciado por los grandes imperios asiáticos,desde el Mongol, que intentó conquistarlo por última vez en el s.XVII, hasta el imperio chino. Fue precisamente el emperador mongol Gushri Khan quien en 1642, puso el poder religioso y político en manos del quinto Dalai Lama, Ngawang Lobsang Gyatso, y desde entonces han sido ellos, los "maestros tan grandes como el océano", quienes han manejado el destino de este oasis espiritual hasta que....
1904: Los ingleses envian tropas al Tíbet con el pretexto de vigiliar la creciente influencia rusa en la zona. El Dalai Lama se exilia en Mongolia hasta 1911. Los británicos establecen en 1906 un tratado bilateral con China reconociendo la soberanía de esta sobre el Tíbet.
1912: Tras el regreso del Dalai Lama, los tibetanos logran expulsar a los chinos, recuperando su independencia. El Dalai Lama vuelve a ser la mayor autoridad política y religiosa del país y, aunque no deja de vigilar los posibles avances chinos establece una política de paz u no-violencia.
1950: Tras varios intentos por parte de China de volver a controlar Tíbet infructuosos por mediación británica y la resistencia tibetana, la recien nacida República Popular China, liderada por Mao Tse Tung, envia un gran ejército a invadir el Tíbet... está vez con éxito. La excusa : el tratado de soberanía sobre esta tierra sigue vigente y el gobierno chino asegura que lo hace para "liberar al Tíbet de los invasores extranjeros", pero lo cierto es que en ese momento, solo había 6 extranjeros en todo el país. Mao Tse Tung   envía 80.000 soldados contra ellos.




1959: El actual Dalai Lama, el XIV Dalai Lama Tenzin Gyatso, recibe una invitación del gobierno chino para asistir a una obra de teatro. Tiene, eso sí, que acudir solo, desarmado y sin guardaespaladas. Como esa misma invitación fue recibida por otros dirigentes tibetanos que nunca volvieron, el pueblo tibetano le pide a su soberano que huya mientras, una gran multitud permanence sentada alrededor del hogar del Dalai Lama para velar por su seguridad. Su Santidad abandona el lugar de noche, disfrazado y atraviesa el Himalaya hasta llegar a la India. Tras su fuga, el ejercito chino carga contra la gente congregada, bombardea plazas y lugares de reunión, masacrando a más de 200.000 tibetanos. Luego busca entre los cadáveres el del Dalai Lama. Al no encontrarlo endurece las leyes y la represión. A raíz de esto muchos tibetanos deciden seguir a su líder en su exilio en la India.
1987 Y 1989: el gobierno chino, bajo las órdenes de Diang Xiao Ping, reprime brutalmente cualquier manifestación a favor del Dalai Lama y de la Independencia del Tíbet. Durante 13 meses se instaura la ley marcial.
1989: El Dalai Lama recibe el Premio de la Paz.
1995: Tras seis años de consultas y estudios, el Dalai Lama anuncia la reencarnación del Panchen Lama. Éste es considerado " El gran Sabio", y está destinado a ser el abad  del monasterio de Tashilupo, encargado de buscar las reencarnaciones de los Dalai Lama. El Panchen Lama se ha rencarnado en el cuerpo del niño tibetano Gedhun Choeyki Nyma, nacido en 1989 en el Tíbet. El nuevo Panchen Lama pasa todas las pruebas y el oráculo lo verifica como la onceaba reencarnación del Gran Sabio. Pero en julio de 1995 el monasterio de Tasilupo es invadido por la polícia, los monjes y el abad encargados de la búsqueda y educación del reencarnado son arrestados y torturados. Tanto Ghendun como su familia desaparecen. Un año más tarde, el gobierno chino anuncia que el niño está bajo su protección " por motivos de seguridad".
1996: El gobierno chino decide que Gedum no es la auténtica reencarnación del Panchen Lama y nombra en su lugar al hijo de un militante del Partido Comunista Chino.
1997: El gobierno obliga a retirar las fotografías del Dalai Lama de los pocos monasterios que aún quedan abiertos en el Tíbet, exige que nadie le considere su líder espirtiual y recrudece las condiciones de ingreso en las órdenes. De los 6.254 monasteríos que habían existido en el Tíbet, sólo 14 permanecen activos hoy.
2005: Aparece la versión integral de la obra el Lama Blanco, conviertiéndose en una auténtica joya de coleccionistas en tierras francófonas.
2007: A día de hoy, el Tíbet sigue en poder del gobierno chino. Casi millón y medio de tibetanos han sido asesinados desde la ocupación china, y unos 140.000 viven ahora en el exilio, como el propio Dalai Lama. Tienen un gobierno democrático desde el exilio con elecciones cada 5 años, y tienen oficinas de representación diseminadas por todo el mundo entero para velar por los intereses de los ciudadanos exiliados. Mientras tanto, Ghedum Choeky Nyma, la reencarnación del Panchen Lama, sigue siendo el prisionero político más jóven del mundo.
Articulo extraído integramente de la novela gráfica El Lama Blanco, maravilloso relato del viaje espiritual de un blanquito en Tíbet, realizada por Jodorowsky y Bess.