lunes, 16 de mayo de 2016

Libertad a golpe de Muay Thai en Tailandia


En Tailandia hay una vía marcial para salir de la cárcel: el Muay Thai. Durante cientos de años, los reclusos de la antigua Siam han intentado alcanzar la libertad a golpes de puño, rodilla y codo. Lo han hecho congraciándose con una tradición guerrera, que desde 1676 permite a un recluso ganarse la libertad en el ring. Ahora, al más puro estilo Undisputed, una empresa estonia organiza combates entre los reos y peleadores extranjeros en varias prisiónes tailandesas de máxima seguridad. 




De acuerdo con la ley tailandesa, todos los reos tienen la posibilidad de ir reduciendo su condena, a medida que van ganando gloria en el ring. Esta particular legislación 'guerrera' nace en 1676 tras el apresamiento de solados thai en la guerra contra la vecina Birmania. Entonces, el rey birmano Mangra lanzó a los recluidos a una feroz torneo contra sus tropas. Pero, pese a todo, un reo thai ganó la competición. Se llamaba Nai Khanomtom y consiguió su libertad gracias a su Muay Thai. 

Prisión de máxima seguridad en las entrañas del triangulo de oro
A pesar de que todos los presos de Tailandia pueden ver recortada sus sentencias gracias a los combates de Muay Thai. Hay una penitenciaria en especial, donde los luchadores sudan sangre para conseguir su libertad. Es el penal de Nakhon Ratchasima, situado en lo profundo del triangulo del oro; el área dorada del tráfico de opio en Asia, entre las fronteras de Laos, Camboya y Tailandia. Uno de los lugares más cargados de delincuencia del mundo, y de maleantes y peleadores muy duros.

Muchos de ellos acaban en el presidio de Ratchasima, una cárcel realmente dura, donde probablemente haya muchos de los mejores peleadores de Muay Thai de Tailandia. Es una de las cárceles tailandesas, donde (atentos) una empresa estonia ha creado un evento llamado Prison Fight con la ayuda del Departamento de Tailandés de Correcionales. Casi nada. Los presos que participan en el 'programa' reciben dinero y material de entrenamiento de la parte estonia, a cambio de luchar en 'eventos' con luchadores extranjeros.

Se cree que en este penal se pueden encontar a los mejores luchadores de Muay Thai del mundo.

Todo al más puro estilo Jean Claude Van Damme. La parte tailandesa de esta curiosa sociedad, se encargará de reducir las condenas a los reos, en función de su rendimiento y de su comportamiento. No deja de ser paradójico, porque para unirse a este programa hay que estar cumpliendo una pena mayor de diez años y tener background en el mundo del Muay Thai. Con esos requisitos, no es extraño que el equipo de la cárcel esté cargado de los brazos ejecutores de los clanes mafiosos de la región. 

Ocho extremidades mortales tras los barrotes
El Muay Thai es conocido como el 'arte de las ocho extremidades' porque se basa en el uso, tremendamente mortífero, de los brazos, las piernas, los codos y las rodillas. Entre los internos de la prisión de Klong Prem se convierte en una de las artes marciales más letales del mundo. Es su única oportunidad para salir de la cárcel: la mayoría de los apuntados al programa están condenado a penas de 50 años o más. Sólo su supremacía en el ring les puede devolver la libertad.

Y sin embargo, los peleadores no solo aspiran conseguir la libertad física gracias a su entrenamiento de Muay Thai, sino que ambicionan una redención espiritual. Una reconquista de su mente y espíritu que les permita mejorar el signo de su karma ante los ojos de sus familiares y Buda. No hay que olvidar que las raíces de este arte marcial están profundamente enterradas en esta doctrina, de cuya mano se desarrolló en el 'norte'; en las zonas montañosas de Tíbet y China.


Desde allí, su semilla vino acompañando a las tribus thais que emigraron desde las actuales provincias chinas de Guangxi y Yunnan a finales del primer milenio. Con ellos, traían las nociones del kung fu primitivo, que se fue transformando en su arte marcial ancestral:el MuayBoran. Una disciplina milenaria que se formó en los primeros reinos que conformaron la Tailandia actual. Hoy en día, es un conocimiento hermético y previve a través de su evolución: el Muay Thai.

No hay comentarios:

Publicar un comentario