domingo, 26 de marzo de 2017

La revolución de las casas 'Lego' en Colombía

Una revolución inmobiliaria cimentada en plasticos reciclados se ha instalado en el municipio colombiano de Caucá (en la provincia de Guapí). Allí, un arquitecto, llamado Oscar Mendéz, ha lanzado un modelo de construcción para los más desfavorecidos tan económico como verde. Se trata de las casas 'Lego'. Construcciones urbanas, hechas a partir de unos ladrillos de plástico reciclado de 3 kilos. Se pueden construir en menos de una semana, ensamblando las diferentes piezas como si fuera un puzzle. Son, termoacústicas; lo que significa que aislan la construcción de la temperatura exterior. Y, además, su sistema de anclaje, les permite lidiar mejor con los terremotos que una casa normal.

Su diseñador, Oscar Mendéz, asegura que “se pueden montar en menos de una semana” si se ensamblan entre un equipo de almenos 5 personas. El precio, una ventaja más. Este tipo de construcción cuesta alrededor del 30% menos del precio de una vivienda del mismo metraje en Colombía. A pesar de su apariencia de plástico fino, pueden mantenerse en pie hasta dentro de 4 siglos. Porque si algo tiene el plastico es su insidiosa esperanza de vida. Y además ecofriendly: el material para la construcción se obtiene fundiendo plásticos extraídos del reciclaje de basura.
Viviendas con seguro anti-incendio
Otras de las cualidades de estas viviendas es su resistencia antiincedios. Los bloques de plástico estilo 'lego' que las conforman están construidos con materiales que permiten retardar la combustión en caso de incendio. Una característica muy útil a la hora de implementarlas en los hiperpoblados y explosivos arrabales del globo terraqueo. O en zonas afectadas por calamidades o desastres naturales. Son, sin duda, una alternativa muy interesante para todas las familias que tengan problemas para costear una vivienda 'tradicional'.

  
Los ladrillos de plástico se ensamblan manualmente y en pocas horas.
El plástico reciclado, con el que se construyen estas casas, vale trece veces menos que el plástico de primera mano. Con este material, obtenido a través del reciclaje de todo tipo de envases, se fabrican los bloques; auténticas piezas de Lego que van ensambladas una sobre otra. De esta manera, se pueden constuir casas unifamiliares en unos pocos días. Tampoco, requieren una formación especíca; con lo cual, se recortan los gastos de personal. Hasta el mismo propietario del futuro inmueble puede ensamblarlos por sí mismo.

¿Un posible remedio para el déficit habitacional?
El déficit habitacional (la carencia de un hogar que cumpla con los requisitos mínimos) es uno de los problemas más acuciantes en los países en vías de desarrollo. Y en el mundo entero. Con la explosión demográfica de este siglo (al final del cual, se calcula que seremos 11.000 millones de personas) ha surgido el imperativo sociológico de la carestía de viviendas. 
La vecina, Panamá, sufre un déficit de población brutal, paradigma de muchas realidades de América latina.
En la actualidad, una de cada tres familias de América Latina y el Caribe (un total de 59 millones de personas) habita una vivienda inadecuada, construida con materiales precarios o carente de los servicios básicos. Y hay más: 2 de los 3 millones de familias que se forman cada año en el continente, se ven obligadas a instalarse en zonas marginales por esta carestía. Para ellos, este proyecto de Oscar Mendéz y la empresa Conceptos Plástico puede cambiar radicalmente su modo de vida.
¡Recuerda que te llegarán nuestras historias automáticamente si nos sigues en Facebook o Twitter!
Más historias del globo terráqueo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario